fbpx Saltar al contenido

Unos buenos consejos para lavar la ropa del trabajo!

10 noviembre, 2017
Unos buenos consejos para lavar la ropa del trabajo!

Por fin viernes! Se acerca el fin de semana y puede que muchos de nosotros aprovechemos para lavar la ropa del trabajo y para eso hoy os dejamos unos consejos muy útiles:

Guardar la ropa sucia del trabajo para lavar separada del resto

No debemos mezclar la ropa sucia del trabajo con otra ropa común, por no transmitirle según que sustancias a nuestras prendas cotidianas o de nuestros familiares.

Utilizar guantes para manipular la ropa

Antes de poner estas prendas en la lavadora es importante que nos pongamos los guantes. Sobre todo si estamos hablando de ropa de un científico o un enfermero.

Lavarla cuanto antes, será más fácil eliminar las manchas

Cuanto más pronto la lavemos, mejor, de esa forma no se extenderán las manchas ni la suciedad y podremos aplicar el quitamanchas sobre la prenda obteniendo mejores resultados. Si es necesario podemos hacer un primer lavado a mano con abundante agua o ponerla a remojo.

Lavarla con la temperatura adecuada

Para lavar ropa muy sucia, lo más recomendable es utilizar agua fría, porque con el agua caliente las manchas podrían incrustarse. Lo ideal es iniciar un lavado con agua fría y terminar con agua con algo de temperatura.

Solo es recomendable lavar con agua caliente, si hay algún tipo de sustancia sólida adherida en la ropa, para poderla disolver.

Cuida la ropa blanca

La ropa blanca requiere de ciertos cuidados especiales. Para cuidar los uniformes blancos, no se debe utilizar lejía, ya que se trata de un producto muy tóxico que puede dañar la prenda y probar alergias en la piel del usuario. Para aclarar la ropa blanca de trabajo se puede utilizar bicarbonato diluido con agua y poner la prenda en remojo unas horas. Una vez hecho este procedimiento la ropa tendrá un blanco más brillante.

Otros consejos

  • Separar la ropa en función de su suciedad y distinguir entre ropa poco sucia y muy sucia. También es importante tener en cuenta el tipo de tejodo y el color para poder ajustar mejor el programa de lavado.
  • No llenar en exceso la lavadora, porque una gran carga no deja al aparato hacer bien el lavado y posiblemente no quede suficiente limpia la ropa.
  • Lavar las prendas del revés y no utilizar mucho suavizante para conservar la ropa de trabajo por un largo tiempo.

¡Esperamos que os haya sido de provecho el artículo de hoy! ¡Os esperamos el próximo viernes!