Saltar al contenido

Cómo limpiar las oficinas

25 noviembre, 2019
Cómo limpiar las oficinas

La limpieza de oficinas es una parte muy importante en todas las empresas, ya que asegurará que todas las instalaciones y equipos están listos. Preparadas para que los trabajadores puedan desarrollar en buenas condiciones su trabajo y disfrutar de una buena imagen corporativa.

La importancia de cómo limpiar las oficinas.

Existen diversos métodos de limpieza de oficinas, que tienen como objetivo el mantenimiento y conservación de las mismas. Eliminar la suciedad y el polvo es una tarea que hay que dejar en manos de profesionales especializados. La suciedad, los ácaros y el polvo son transmisores así como propagadores de todo tipo de bacterias, portadoras de alergias. También pueden dificultar el buen funcionamiento de las instalaciones así como los equipos informáticos.

Para la eliminación de los ácaros y el polvo se utilizarán aspiradores, bayetas de microfibra, posiblemente ayudadas con soluciones limpiadoras. Nunca utilizaremos plumeros, son auténticos levantadores de polvo que lo único que consiguen es cambiarlo de sitio.

Limpiar muebles tapizados de oficina

Hay que tener en cuenta que son complicados de limpiar. Su composición lo dificulta, están recubiertos de un textil, (algodón, loneta, chenilla, microfibra…) piel, polipiel, piel sintética. En muchas ocasiones absorben la suciedad haciendo casi imposible obtener buenos resultados.

Si el tapizado se encuentra en las paredes, es difícil que se manche, pero el polvo en suspensión contiene partículas de suciedad que con la humedad se adhieren a las paredes.

  • Periódicamente, se han de limpiar con una solución de campó o con productos específicos.
  • Frecuentemente se procederá a una buena aspiración de los mismos.
  • Con una periodicidad de dos veces al año se procederá a una limpieza con vapor seco a 160ºC para una buena desinfección.
  • En el caso de que están textiles, se procederá a una hidrofugación de los mismos.

 Limpiar muebles sintéticos de oficina

La inmensa mayoría de este mobiliario suele estar hecho de unos conglomerados cubiertos de resinas melamínicas. Suelen ser superficies cerradas y libres de polvo que hacen que la limpieza sea muy sencilla. Exceptuando sillas y mesas en las que la suciedad y el polvo es fácil que se acumule.

  • Limpiar los muebles con una bayeta de microfibra ligeramente humedecida con un limpiador multiusos ecológico. Evita poner grandes cantidades de producto.
  • No usar ceras, ni aerosoles.Lo único que conseguirás es engrasar el mueble.
  • Por último, no es nada recomendable que a los muebles de melamina les dé el sol directamente ya que los deteriora.

 Limpiar muebles de madera de oficina

A la hora de plantearte cómo limpiar muebles de madera, tienes que preguntarte si se trata de muebles terminados con una capa de barniz, si están encerados, o lacados, antes de utilizar productos de limpieza de forma indiscriminada.

Nunca, pero nunca debes limpiar muebles de madera con productos como amoniaco, o lejía, ni con estropajos abrasivos como salva uñas. Porque desaparecerá su capa satinada o brillo, atacando primero al color, y perjudicando finalmente la madera.

La mejor solución, salvo indicaciones del fabricante, es limpiar los muebles de madera con una bayeta de microfibra  ligeramente humedecida con un limpiador multiusos ecológico. Evita poner grandes cantidades de producto. Cuando la madera está deteriorada es conveniente nutrirla e hidratarla.

Limpiar equipos informáticos y dispositivos electrónicos de oficina

Los equipos informáticos y los dispositivos electrónicos por su alto volumen de horas de uso acumulan mucha suciedad, ya sea interna por el polvo que absorben los ventiladores de los ordenadores o externa. También por el polvo en superficie, huellas en pantallas, líquidos u otro tipo de productos que se puedan derramar encima.

Por su delicada composición, son objetos que hay que mantener cuidados para alargar al máximo posible su vida útil. Cuidados estos que no deben reducirse únicamente al mantenimiento del hardware y software, sino también a la limpieza superficial e interna de los mismos.

En líneas generales, para limpiar material informático y dispositivos electrónicos hay que usar bayetas de microfibra muy ligeramente humedecidas con productos que no perjudiquen los equipos. Nunca pulverizar directamente en los equipos.

  • Cómo limpiar y desinfectar los equipos telefónicos

Los resfriados y las enfermedades respiratorias se contagian por vía oral, por lo que para limpiarlo. Si el equipo tiene una parte externa de plástico, se recomienda usar una mezcla de agua destilada con alcohol con medidas de la misma proporción; y frotar el equipo con una bayeta de microfibra ligeramente humedecida con la solución indicada.

Para limpiar y desinfectar el equipo si la parte externa es de plástico, se recomienda usar agua ionizada y frotar el equipo con una bayeta de microfibra ligeramente humedecida con el agua ionizada.

  • Cómo limpiar la pantalla del PC

Los equipos informáticos, y en especial los monitores, presentan algunas particularidades que hay que respetar a la hora de su limpieza…

  • Cómo limpiar teclados, ratones y mandos a distancia

Los resfriados y enfermedades respiratorias se contagian por vía oral. Hay que tener en cuenta que los elementos que usamos de forma cotidiana…

  • Cómo limpiar el suelo

Cuando se nos propone la limpieza y el mantenimiento de una oficina, lo primero que pensamos es en el suelo y paredes. Son las superficies más vistosas y por muy limpia que esté la oficina si tiene un suelo con polvo o con manchas, la calidad del servicio de limpieza queda cuestionado. Por lo que la limpieza va en función del tipo de suelo y el tipo de suciedad…

  • Cómo limpiar los cristales   

La limpieza de cristales parece muy sencilla. Pero cuando lo relacionamos con el negocio, ya tenemos que ponernos más serios y contar con productos de calidad…

Plan de limpieza de la oficina

  1. Recogida de restos repartidos por toda la oficina.
  2. Vaciado y limpieza de las papeleras.
  3. Desempolvado de mobiliario, pautar frecuencias en cada departamento. Por cada siete veces que desempolvemos una superficie horizontal lo haremos de una de vertical.
  4. Mopeado o barrido húmedo.
  5. Desinfección y limpieza de aseos y vestuarios.
  6. Limpieza de suelos dependiendo de la superficie (fregado o aspirado).
  7. Limpieza de los útiles de limpieza y almacenado de los mismos.

Ramon Ber

 
Blog Net100x100