Saltar al contenido

Algunos consejos prácticos para tender la ropa.

3 noviembre, 2017
consejos prácticos para tender la ropa.
Hoy os traemos unos consejos para tender la ropa correctamente para ahorrarnos, en algunos casos, el trabajo de planchar y facilitarnos el trabajo.

 Saca la ropa inmediatamente de la lavadora cuando termina de lavar y tender.

  • Evitaremos que la ropa se arrugue con marcas difíciles de eliminar. Sacude y estira cada pieza antes de colgarla para ahorrar, luego, tiempo en el planchado.
  • El centrifugado arruga la ropa, y en muchos casos la endurece. Es mejor centrifugar la lavadora a bajas revoluciones o directamente evitarlo.
  • Cuelga la ropa siempre en lugares aireados y en la sombra, el sol puede variar los colores de tus prendas.
  • Antes de tender la ropa, pasa un paño húmedo por la cuerda o el tendedor para retirar el polvo acumulado.
  • Las pinzas de madera suelen dejar marcas, mejor utiliza pinzas de plástico ya que tienen menos presión. Colócalas en las costuras o en los lugares que menos se note.
  • No dejes que dos piezas de diferentes colores se toquen mientras estén húmedas, las más oscura podría tacar la más clara.
  • Las camisas es mejor tenderlas en una percha y que esta, esté sujetada con una pinza en el tendedor. De esta forma no se deforman y se arrugan menos.
  • Cuelga los calcetines emparejados, así en el momento de recogerlos no tendrás que estar buscando las parejas para guardarlos.
  • La ropa debe de estar el tiempo justo en el tendedero, su larga exposición puede deteriorar los colores y resecar la ropa, dificultando luego, el planchado.
  • Cuelga la ropa de color del revés, de esta forma protegeremos mejor los colores.
  • Retira la ropa cuando esté seca, si esta húmeda olerá mal.
  • Las toallas, sábanas y manteles, doblar por la mitad. Doblarlas más, no es conveniente porqué se arrugan y tardan mucho en secarse. Es aconsejable, colgarlas dejando una cuerda en medio para que se sequen más rápido, circulando así el aire entre las dos capas.
  • Mira las etiquetas, hay piezas que deben secarse colgadas sobre una toalla, para que no se deformen en el tendedero, como es el caso de piezas de lana.
  • Si cuelgas la ropa en el interior, ten cuidado que esta no coja olor a comida o humedad por falta de ventilación. Es aconsejable dejar una ventana abierta para que se ventile. Se tiene que tener presente que el secado interior produce condensación de agua y puede poner amarillentas las paredes.
Esperamos os hayan sido de utilidad nuestros pequeños consejos.

 
Blog Net100x100