Saltar al contenido

9 consejos para limpiar las ventanas sin dejar huellas

22 diciembre, 2017
9 consejos para limpiar las ventanas sin dejar huellas

Limpiar ventanas es un trabajo tedioso, cargante y en general difícil. Es poco probable que encuentres a alguien que te diga que es su tarea de la casa favorita. Rivaliza con planchar por algo. Por si no lo sabías, tú mismo puedes limpiar las ventanas aunque pienses que necesitas ayuda profesional. Pero claro, si no sabías que debías limpiar las ventanas con una frecuencia semanal ya puedes ir llamándonos. Si no es tan grave, prueba con los siguientes consejos.

Planea bien la limpieza

  • Ten todos los productos para limpiar las ventanas a mano.
  • Elige un día en el que no haga demasiado sol (o a las ventanas no les de de pleno
  • Conoce de antemano si los cristales son desmontables o no y cuan sucios están.

Movimientos para limpiar las ventanas y espejos

  • Vertical: De arriba abajo. Para que el producto que nos ayuda con la limpieza de los cristales no gotee sobre lo limpiado.
  • Horizontal: de izquierda a derecha. Mantener siempre la misma dirección hará que, en caso de rayadura o espacios sin limpiar, nos sea más fácil dar un repaso antes de dar por finalizada la tarea.

Usa el producto adecuado para limpiar las ventanas

Una solución limpiadora de cristales que encontrarás en cualquier mercado ayudará con las manchas más difíciles. No gastes energía frotando cuando puedes dejar que el producto haga el trabajo más duro por ti. Cuando las instrucciones indican que hay que dejar reposar el producto es por algo. Espera y obtendrás tu recompensa: podrás limpiar de una sola pasada.

Haz tu propia solución limpiadora de cristales

Mezcla una parte de vinagre blanco, cinco de agua templada y un pequeño chorro de jabón. Ten cuidado con este último. Cuanta menos espuma mejor. Como toque aromático para neutralizar el fuerte olor del vinagre te recomendamos que añadas esencia de eucalipto o jugo de limón. Esta opción es ecológica y recomendada.

Ten en cuenta el agua que usas

Si vives en una zona con agua muy dura quizá deberías plantearte utilizar agua destilada. El agua más calina es más propensa a dejar residuos o marcas antiestéticas en las ventanas. Precisamente lo que queremos evitar.

Utiliza la herramienta adecuada

Lo mejor es un limpiacristales profesional. Son ergonómicos, impiden que rayes los cristales y duran mucho más tiempo.

Usa bayetas de microfibra para el secado

Así evitarás que queden fibras al limpiar ventanas y cristales (jamás uses papel). Un trapo 100% de algodón también ayuda, aunque no es la primera opción que recomendamos.

Aprovecha y limpia todo lo que rodea los cristales

Marcos, pomos, persianas, estores… Eso también forma parte de la tarea de limpiar ventanas.

Procura establecer una rutina de mantenimiento

Postergar la tarea es la causa de que se convierta en algo tan tedioso. Lo mejor es realizar una limpieza semanal. Así la tarea se realizará con mayor facilidad. ¡Que no te gane la pereza!

 
Blog Net100x100